Blogia
AMPLIFICADOR

Camareros: La Especie en extinción

Hace un par de años me acerqué a las oficinas de una empresa de selección de personal. Había dejado mi anterior trabajo como ingeniero técnico para estudiar de nuevo y ampliar mis horizontes. Iba por un anuncio de camarero aparentemente interesante como trabajo temporal. Al llegar me encontré con una chica de unos treinta i tantos vestida para la ocasión que me invito a sentarme frente a su escritorio. -. ¿Tienes experiencia como camarero? me preguntó. .-He trabajado múltiples veranos y fines de semana desde los dieciocho años en tres restaurantes, uno de ellos en Francia, propiedad de unos familiares. Tambien trabajé seis meses seguidos en uno de ellos. Me gusta el trabajo de camarero y hablo cinco idiomas y tengo don de gentes.- respondí orgulloso y convencido de que mi oferta era genial. .- Asi que sólo has hecho extras, ¿no?.- me dijo con un cierto aire de desprecio. .-¿Que son extras? dije yo, ingenuo. pero ella siguió con su ataque mortal .-Has hecho sala, barra...? Yo no sabia que contestar, intentaba encontrar una respuesta coherente pero todo lo que salió de mi boca fue.- ¿ein? cerró la carpeta y murmuró algo despidiendose de mi con total desinterés. Me levanté y me fuí con un interrogante enorme sobre la cabeza. Luego, reflexioné profundamente sobre aquella entrevista y me dije a mi mismo .-Desde luego, hay que ver que profesionalidad debe haber en el mundo de la hostelería. Yo que pensaba que servir mesas era llevar platos y copas arriba y abajo y atender a las personas con correción y sentido común. Me emocioné pensando que la proxima vez que fuera a un bar o un restaurante podria admirar a los camareros en plena acción (me pregunté como debia llamarse aquello que yo hice cuando pensaba que era camarero). Y así fué. Los vi. Los vi en un restaurante de la playa y en otro del centro de la ciudad. Expertos y bragados profesionales, rapidos despiertos y eficaces. Creo vi...tres, no no, creo que hasta cuatro llegué a ver. Lamentablemente tambien vi a su alrededor a decenas de personas disfrazadas de camareros. Y luego recorri las ciudades y los pueblos y vi a cientos de falsos camareros, personas mal educadas, ignorantes, ineficaces, arrogantes, pedantes, chulos, sucios y babosos. Vi como me servian sin mirarme a los ojos, como me servian sin darme tiempo a terminar las frases. Como se equivocaban al cobrarme y al servirme. Como tardaban siglos en venir y milenios en volver y como nunca me dijeros ni buenos dias, gracias ni porfavor. Y entonces me pregunte.-¿Que esta pasando?. Un viento suave hizo volar mis rizos azabache y mi bombilla de bajo consumo se encendió. Los camareros se extinguen y ya no hay vuelta atrás. Aquella pobre chica no era el esbirro mas cutre de una ETT de tercera, era un agente secreto de la ong safe-the-waiter intentando enontrar a los ultimos ejemplares de una rara especie que antaño surcaba los bares y sobrevolava las mesas del uno al otro confin. Hay que joderse!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

L_Y_R -

has vueltooooooo!!!!! :)

por cierto... a mi esa pregunta de si has hehoc sala y barra me suena rara... quieres decir que no hablaban de otras profesiones??

un besote!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

goldhands -

Jajajajajajajaja

rizos azabache?????

jajajajajajaja

Boníssim!!! sobretot lo dels rizos....jajajaja
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres